Tomás Menes, el profeta (estrellado) de la República

Si, según reza el viejo dicho, todo el mundo tiene derecho a quince minutos de fama, Tomás Menes los estiró durante un lustro, hasta que las circunstancias hicieron caer por su propio peso a aquel joven que se decía profeta de la España republicana. Zaragozano de Alhama de Aragón, Menes hizo su primera aparición pública en la prensa nacional a finales del 31, cuando destacaba ya como quiromante y profeta. “Soy médium”, declaró entonces, sin modestia, a la revista ESTAMPA, “tengo el don de la clarividencia, que es el que mayores éxitos me proporciona.”

Menes1Lo cierto es que Menes llevaba en boca de todo Aragón desde 1920. Decían que, por aquel entonces, y tras un extraño ataque de epilepsia, sufrió su primer desdoblamiento y comenzó a relatar algo que ocurría, en aquellos mismos momentos, en Talavera de la Reina, en la plaza de toros. Un evento de lo más patrio y cañí: Menes se desdobló para narrar, con detalles, la muerte de Joselito. Al torero se lo llevó por delante un toro de nombre Bailador, y a Menes le llegó la fama local. La nacional vendría por otro hecho trágico, fenómenos aquellos en los que parecía estar especializado el aragonés. Predijo, a día 23 de mayo del 34, la muerte violenta de  Engelbert Dolfuss. En julio, para gloria de Menes, el canciller austriaco caía muerto en un fallido golpe de estado nazi.

Sus clientes aumentaron. Menes acabaría creando una corte de seguidores a su alrededor en la cual se incluían importantes periodistas y personalidades muy diversas, justificando siempre su éxito en los aciertos que hubiera podido tener previamente, como la muerte de Dolfuss, la de Primo de Rivera (padre) o la de Macià (que predijo, efectivamente, pero, como veremos, no de forma muy exacta) y, por supuesto, obviando los fracasos.

¿Se podían fiar los españoles de aquel vidente de moda? Comprobémoslo ahora, con la natural altanería que nos concede el paso del tiempo, echando la vista a la hemeroteca y a los libros de historia.

Menes4

Profecía: el conato de guerra civil.

–          ¿Cómo ve el panorama español?
–          Preveo, en un plazo muy breve, un conato de guerra civil. Por fortuna, el Gobierno sofocará el criminal intento.
(ESTAMPA, 31 de octubre, 1931)

Qué ocurrió en realidad: Lo que todos sabemos. Hubo un conato  en 1936 que redundó en Guerra Civil y que, desafortunadamente, no pudo ser sofocado por el Gobierno. Aún aceptando (con muchas tragaderas) las teorías revisionistas que califican la revolución de octubre de 1934 como un primer golpe de estado, resulta que la revolución sólo triunfó en Asturias (principalmente), Cataluña y ciertos puntos muy concretos de León y Valladolid. Difícil calificarla de conato de guerra.

Menes6Profecía: Las próximas elecciones.

“Los futuros gobiernos estarán constituidos a base de elementos de Acción Republicana y radicales socialistas.” (ESTAMPA, 31 de octubre, 1931)

Qué ocurrió en realidad: Fracaso absoluto de la profecía. En las elecciones de 1933, la CEDA de Gil Robles obtuvo 115 escaños y el Partido Radical de Lerroux, con quien conformó la primera el gobierno derechista que daría paso al llamado “bienio negro”, 102.

Profecía: las izquierdas unidas.

“Las izquierdas y partidos de centro, ante la avalancha derechista, se unirán y formarán una coalición potente, fuerte, grandiosa. Darán la batalla a las derechas y las derrotarán (…) [Ocurrirá] dentro de cuatro años; cinco, a lo sumo. (ESTAMPA, 31 de octubre, 1931)

Qué ocurrió en realidad: Ciertamente, las izquierdas se unieron ante la avalancha derechista que trajeron las elecciones del 33. En 1936, partidos de la izquierda (PCE, Izquierda Republicana, PSOE, UR, POUM y otros) conformaron en el Frente Popular. Triunfaron en número de diputados, pero no derrotaron a la derecha, que irrumpió con fuerza cinco meses después en forma de golpe de estado… con funestas consecuencias.

Profecía: la CNT, legal.

“Encauzará su vida por terrenos legales, y sus fuerzas sacarán varios diputados en las próximas elecciones, entre ellos uno que por su capacidad proporcionará algunos disgustos a las Cortes.” (CRÓNICA, 9 de diciembre de 1934)

Qué ocurrió en realidad: En esta y otras entrevistas, Menes mostraba ciertas simpatías por la CNT, asegurando que sería legalizada y fundamental para el desarrollo político del país. Pero fue ilegalizada en 1936. En 1939, bajo la Ley de responsabilidades políticas, la ilegalización se hizo definitiva. Habría que esperar a 1976 para que los cenetistas dejasen de ser clandestinos.

Menes2

Profecía: El fin del fascismo.

–          ¿Qué me dice del fascismo?
–          Desde luego, que no conseguirá lo que se propone.
(CRÓNICA, 9 de diciembre de 1934)

(El fascio) jamás triunfará en España, pese a la buena fe que anima a Primo de Rivera. (MUNDO GRÁFICO, 31 de octubre de 1934)

Qué ocurrió en realidad: En España, el fascismo triunfó tras su victoria en la Guerra Civil y, aunque modificada su concepción inicial, gobernó el país hasta la muerte de Franco en 1975. En Italia resistió hasta 1943. En Portugal hubo una dictadura fascista que duró hasta 1974. Y etcétera.

Menes3

Profecía: Un año fatal para Hitler.

(sobre Hitler) “El año próximo será fatal para él. Una personalidad católica le minará el terreno.” (CRÓNICA, 9 de diciembre de 1934)

(En Alemania) se desencadenará en los primeros días del año próximo una intensa guerra civil, que será causa de la caída de Hitler, ridícula y estrepitosa. (MUNDO GRÁFICO, 31 de octubre de 1934)

Qué ocurrió en realidad: Hitler, que llevaba unos meses siendo canciller imperial cuando Menes predijo su fin, no hizo más que afianzar su poder en los años venideros. Acabaría cayendo, como todos sabemos, con el colapso alemán en la II Guerra Mundial. Pero para eso quedaba más de una década.

Profecía: El asesinato de Maciá

–          ¿Cuál es el porvenir de Maciá?
–          Fatal. Preveo para él una muerte violenta, por atentado.
(CRÓNICA, 9 de diciembre de 1934)

Qué ocurrió en realidad: Fue una de las profecías más repetidas de Menes, porque Maciá falleció, efectivamente, muy poco después, el día de navidad de 1933. Pero se olvidaban de decir que su muerte fue natural, ocurrida a los 74 años de edad.

Menes8

Profecía: Una Europa comunista.

“Serán inútiles cuantos esfuerzos, tentativas y derramamientos de sangre se hagan en favor del comunismo, por ahora. Este triunfará, no cabe duda. Y no sólo en España, sino en el mundo entero. (…) El dominio comunista se iniciará entre los años 1992 y 1996.” (CRÓNICA, 9 de diciembre de 1934)

Qué ocurrió en realidad: Lo más parecido a la profecía de Menes fue el Bloque del Este, del que formaron parte la URSS; Polonia, Alemania oriental, Checoslovaquia, Hungría, Yugoslavia, Rumanía, Bulgaria y Albania. Desapareció al disolverse el Pacto de Varsovia. En 1991.

Profecía: La caída de la Iglesia

–          La Iglesia Católica en España…
–          No desaparecerá, aunque nos viéramos gobernados por un Gobierno de extrema izquierda. (…) No desaparecerá hasta el año 1992 o 1995 –el año depende del curso de los astros- en que estallará una gran revolución social, que impondrá al mundo entero el régimen comunista. Es la ley de las evoluciones, y nada ni nadie podrá evitarlo.
(MUNDO GRÁFICO, 31 de octubre de 1934)

Qué ocurrió en realidad: ¿De verdad hay que decirlo?

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *