La batalla de Covadonga, un episodio entre la narración bélica y el mito

La leyenda rodea a una historia que sí tiene visos de haber sido real, a pesar de la exageración de las crónicas regias y la intencionalidad política de las mismas

Aprestábanse ya los primeros rayos de sol a iluminar el monte Auseva cuando el señor Pelagio, príncipe de los astures y último de los godos, sintió el olor a muerte del metal de las espadas de las tropas de Al Qama, el brazo militar del valí Ambasa. Aquella sería la última batalla, la definitiva, que librarían contra el musulmán. Al Qama mandaba a 180.000 hombres bien armados; Pelagio, a apenas tres centenares, debilitados por lo prolongado de unas rencillas que les estaban matando de hambre. Se prepararon las hondas y se enristraron las lanzas y se dispararon las saetas. Solo valía un milagro. Y lo hubo: la mismísima virgen María, aparecida entre las rocas de la cueva, hacía volver hacia los honderos las piedras que arrojaban a los cristianos. Días más tarde y regado el monte de cadáveres, el gobernador bereber Munuza puso pies en polvorosa. La Reconquista había comenzado.

[ SEGUIR LEYENDO: https://www.elcomercio.es/princesa-asturias-covadonga/batalla-covadonga-pelayo-episodio-narracion-belica-mito-covadonga-visita-reyes-princesa-leonor-20180907170416-nt.html ]

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *